domingo, 2 de septiembre de 2012

RESISTENCIA



Mi aportación ante el Decreto Ley 16/2012 es una poesía para la reflexión, tengamos fortaleza para la rebeldía, hagamos RESISTENCIA. Generemos debate.



Curioso hoy el diccionario. Buscando sinónimos de la palabra resistencia me encuentro ante estas acepciones:

  • aguante, vigor, vitalidad, fuerza, energía, fortaleza, entereza, potencia
    • Antónimos: debilidad, fragilidad
  • oposición, intransigencia, obstinación, negativa, rebeldía, repulsa 
    • Antónimos: abandono, renuncia, rendición  
 
«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío,
Cuando finalmente vinieron a buscarme a mi,
no había nadie más que pudiera protestar.»


La mirada enfermera se une con esta poesía para la reflexión a los post de Rafa Cofiño (@rcofinof) NO NOS RESIGNAMOS en su blog Salud comunitaria, a Serafín (@cuidadossfs) y Antonio Jesus (@cuidadosAJR) de Cuidando, a Salvador (@doctorcasado) de La consulta del doctor Casado, a Xose Manuel Meijone (@enferevidente) en su Cuadernillo d@ enfermerir@ O Dia dempois.... (magnífico), a mi amiga Lola Montalvo (@LolaMont) desde sus Reflexiones: Contra los recortes en Sanidad: Rebelarse o Morir y a toda la blogosfera que está manifestando sus opiniones.
YO ATIENDO PERSONAS


Nota al margen :Vuelvo al cole con dificultades técnicas añadidas de internet (grrr)


Foto RESISTENCIA

6 comentarios:

  1. Magnífica, Rosa, magnífica como siempre... aunando profesionalidad, humanidad, razón y sentido común con algo tan necesario estos días: la poesía.
    Besos miles, amiga, a ti y a todos los profesionales de la salud que nos rebelamos contra esta estúpida ley de exclusión, con tintes marcadamente xenófobos.
    Sí, yo también ATIENDO PERSONAS

    ResponderEliminar
  2. A mi el RD no me afecta ni en lo laboral ni en lo personal... por eso la poesía que has elegido me parece magnífica y me identifica. Si quieren recortar prestaciones a los extranjeros que no permitan a los alemanes operarse de cadera o rodilla durante las vacaciones (excepto urgencias) y que dejen tranquilos a los "otros extranjeros"

    ResponderEliminar
  3. Te agradezco la lírica de tu entrada de esta entrada... y la referencia a la mía pese a estar escrita en otro idioma está escrita con parecido corazón y ánimo de resistencia.

    ResponderEliminar
  4. Fantástica aportación para una época complicada. Sencilla, real y directa!
    Resistencia y ánimo es lo que siempre hay que tener ante cualquier adversidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestros comentarios, lo triste es que es sólo una poesía y lo digo con tristeza, no tengo propuestas para la acción, para la reacción.

    Esta poesía ronda mi cabeza hace ya mucho tiempo ;(
    Necesaria la poesía, imprescindible, pero más necesaria la reflexión y la acción, yo no me resigno pero...¿qué debo hacer?

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosa. Me alegro que, tras tu ivernación veraniega hayas vuelto con muchas fuerzas. El tema que tocas es muy importante, la imposición a ser indiferentes hacia los demás. A mi no me afecta, nunca me afectó; ni cuanto afecta al objeto o materia de mi trabajo -los pacientes, también llamados usuarios-, o las personas que me rodean allá donde me encuentre. Para mi esa forma de proceder es una norma, una ley, de superior rango a cualquier decreto que puedan inventarse. Es triste que se legisle contra los más débiles, es triste que algún desalmado se aferre a esa legislación en su trabajo, es triste la indiferencia ante situaciones que no están legisladas.

    Me alegro leeros tras el verano.
    Un abrazo.
    J.M.

    ResponderEliminar