miércoles, 4 de marzo de 2015

Se levantó y… se fue.

El SNS (Sistema nacional de Salud) requiere y forma a pacientes, expertos, empoderados, autónomos, involucrados, proactivos, participativos, conocedores de su patología y a su vez formadores para otros pacientes, son "activos en salud", imprescindibles.

Pero hoy vamos a reflexionar sobre qué sucede cuando esos pacientes -PERSONAS- interaccionan en el espacio donde aún la asimetría de conocimiento y poder intenta sobrevivir.

Me levanté y.. me fuí.

  • Porque llevaba un rato en la consulta y aún no me habían mirado a la cara.
  • Porque había 2 personas más en la consulta y les explicaban a ellos-ellas más que a mi madre y a mi. Entiendo lo de la formación, pero..¡¡estoy aquí!! soy "el centro del sistema".
  • Porque en una consulta sonó el móvil, y el profesional que me atendía me dejó con la palabra en la boca, postura ginecológica y se puso a hablar de sus cosas...
  • Porque me regañaba, más que enseñarme y acompañarme, me regañaba.
  • Porque me sentí mal con las respuestas que me daba. (soy muy sensible).
  • Porque no hay relación de igualdad, siempre hablan ellos, no me escuchan, siento que mi opinión no es importante y termino callada, sumisa, en #modoAnastasia, si, si, la de Grey ;)
  • Porque no llamaron a la puerta de mi habitación. Intimidad.
  • Porque me estaban aseando y hablaban entre ellas, de sus cosas y yo allí, desnuda,desprotegida, frágil, me sentía un objeto, un plato, y ellas se quejaban “de lo poco que les pagan, de que no les dan días libres” y yo allí, tan vulnerable.
  • Porque cuando dije “ he leído en Internet y tengo una duda…” se rieron a carcajadas.
        Y... se levantó, cerró la puerta y se fue.

Preguntas para la reflexión: ¿sabemos reaccionar ante esa silla vacía?, ¿sabemos reaccionar ante ese portazo que nos han dado en la cara?, ¿alguien va a preguntar qué ha sucedido? ¿cómo podemos mejorar?,¿estamos preparados para el e-paciente?
¿estamos preparados para ESCUCHAR y acompañar a las personas en su camino terapéutico?

Si, hay personas que se levantan de las sillas, hay pacientes empoderados que reclaman su espacio, que reclaman la escucha y relaciones humanistas en igualdad, en su proceso terapeútico. 
No es fácil levantarse de la silla, pero si el sistema (las personas que componen el sistema) no reacciona, será bueno decirle al sistema mirándole a los ojos qué es lo que queremos y qué es lo que no queremos.
Queremos nueva forma de comunicación entre personas.
Ya no somos pacientes, ni clientes, queremos relación PERSONA a PERSONA. 

Continuará….

8 comentarios:

  1. Excelente reflexión! Ya está bien de tratarles con mucho interés científico pero sin una sola mirada de acercamiento personal.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita por tu comentario. Acercamiento como PERSONAS. Es la clave.
      Un saludo rosa

      Eliminar
  2. Como paciente que soy, he tenido miles de veces la tentación de levantarme de esa silla y salir corriendo, enfadada y humillada...casi todos los puntos de esta estupenda reflexión los he sufrido en mis carnes.
    Aún queda, por desgracia, bastante personal médico y de enfermería que nos trata con frialdad, como si fuéramos una carga, o tuviéramos la culpa de haber caído enfermos o haber tenido un accidente. Un ejemplo de hace poco: Una enfermera me va a poner una vía y no acierta a la primera, y después de removerla varias veces, con el consiguiente dolor, me dice: "¡Qué mala suerte tengo, me ha tocado una que tiene malas venas!. Porque estaba malísima que sino la mando a...
    Pero tengo que decir, que también me he encontrado con grandes profesionales, que me han ayudado en muchos malos momentos y que me atienden y me cuidan como cuidarían a una persona allegada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, gracis por tu comentario como persona-paciente me has recordado el post de Lola Montalbo (supongo que la conoces y si no te enlazo su blog...creo que tenéis muchas cosas en común) http://goo.gl/ZVVV0s
      Yo tambien me quedo con los grandes, con los buenos/as, los IMPRESCINDIBLES.
      Un saludo rosa

      Eliminar
    2. Si, Rosa, conozco bastante a Lola; ha colaborado en mi blog bastantes veces y tenemos un proyecto futuro en común,
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Qué alegría!, las amigas de mis amigas son... mis amigas Un abrazo fuerte Ana ;)

      Eliminar
  3. No todo es frialdad,trato inhumano ni falta de empatia..en este gremio como en otro cualquiera hay personas y como tales es un error generalizar...porque si hiciera lo mismo ...podria decir q hay pacientes literalmente insoportables en el trato con los profesionales sanitarios..pero como eso de generalizar no es valido..dire q hay algunos pacientes q si se creen el centro del sistema pero para hacer comentarios del estilo q pagan nuestro sueldo o llamar al timbre para situaciones q mas bien recuerdan al servicio de habitaciones de un hotel
    Me considero buena enfermera con capacodad de empatia y trato a los pacientes desde un punto holistico...como un todo..en su dolor ..su intimidad..su preocupacion...familia..etc..pero no hagamos de algunos malos profesionales de paseo de bata blanca q han estudiado sin vocacion..una generalidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Lo se, si fuera una generalidad tu y yo estaríamos dentro y mi Carmen y mi Luci y mi Lola y mi Merche y mi Mati y mi Rut y mi Mercedes y mi Justi y mi ...y mi...nooooo no es una generalización. Es utilizar los casos centinela para reflexionar.
      Estos ejemplos suceden, podemos aceptarlo o no.
      Casi todos mis post los escribo dándole la vuelta a la situación, pero es cierto que otras veces utilizo la ironía o el pensamiento negativo para que el lector y la lectora se pongan en alerta.
      En nuestra sanidad hay muchas flores, muchas luces pero también hay muchas sombras, muchas goteras...hay que tener cuidado, se nos puede inundar la casa. Por eso miro atentamente a esas alertas.
      Como le decía a Ana, yo tambien me quedo con los buenos, los grandes , los IMPRESCINDIBLES.
      Un saludo rosa

      Eliminar