jueves, 5 de febrero de 2015

Recomendación literaria: La voz invisible. Gisela Pou.

Si os apetece os invito a escuchar la voz de Lisa Gerrard mientras leéis el post, la música es parte de la historia del libro. Una magnífica banda sonora.


Yo que leo a saltos y varios libros a la vez  he estado 4 días con el libro en la mano, no lo podía soltar. Su estilo elegante y sencillo, la historia, los giros, los personajes, hacían que quisiera leer, leer y ser parte de la escena. Me encantaría ver la historia en el cine, o en la TV (Gisela Pou es “más conocida como guionista de TV”) me ofrezco en el papel de Celia, aunque… no se si tendría esa paciencia y comprensión tan infinita que derrocha la protagonista. Cuidar, cuidar, cuidar, escuchar, comprender, ser enfermera, vivir como una enfermera. (…eso si lo interpretaría a la perfección)

Debe estar muy bien asesorada y documentada la autora para describir la profesión con esa cercanía y cariño. Os sorprenderéis los guiños a la #EnfermeriaVisible, al apoyo a la sanidad pública, al cuidado, a la PRESENCIA enfermera, a la denuncia de un modelo sanitario que se desploma, solape de turnos eliminados, plantas cerradas, listas de espera, sobrecarga de trabajo, perdida de empleos, salida de profesionales al extranjero ... y paralelamente la novela.

“La lectura es un acto de magia” y “la lectura como acto terapéutico” y así va enlazando en la historia otras novelas, la metamorfosis de Kafka, relatos de lo inesperado de Roald Dahl*, a Humbert Humbert de Vladimir Nabokov. La casa de las bellas durmientes de Yasuri Kawabana y L´hedera hélix de Pere Calders.
Para realizar una crítica social al modelo económico y concretamente la crítica al modelo sanitario utilizan una interesante metáfora del Barón rampante de Italo Calvino con los “Barones crisálida”. Me ha gustado mucho, yo veía la escena en modo-Circo del Sol” ;)

Tampoco falta la poesía:
“Las risas tintinean en los cristales” de Yuri Zhivago y "Parad los relojes" de W. H. Auden.  

Otro detalle que me ha encantado es que parte de la acción sucede en Leakey´s una librería de Inverness y como este año hemos estado allí, observaba la escena desde el río Ness con más interés -casualidades-.

Leakey´s librería de Inverness

"La voz invisible" es la historia de tres amigas que quieren estudiar enfermería, Martina lee muy bien, Nora escribe muy bien y Celia escucha muy bien. “tu leías, ella escribía y yo escuchaba” Sólo una consigue ese sueño adolescente, ser enfermera. La historia “nos habla de la fragilidad del destino y de las metamorfosis que todos sufrimos por los vaivenes de la vida”.

Agradezco como enfermera el reconocimiento y la mirada amable que la autora ha regalado a la profesión:

 “La novela quiere ser un reconocimiento a un trabajo tan imprescindible como invisible y aportar un pequeño grano de arena para que pronto todo el personal de enfermería tenga la visibilidad que merece”


Así nos ve Gisela Pou:

Características de una enfermera: dedicación y entrega, amabilidad, calidez, implicación, pasión, disposición.
  • “Las enfermeras son como el aire que respiramos, invisibles e imprescindibles”
  • “No se trabaja de enfermera se ES enfermera”
  • “Enfermos que la necesitaban tanto como ella a ellos”
  • “La vocación enfermera desde niña”
  • “La diligencia de la muchacha, su capacidad de observación y su amor por los pacientes ponían de manifiesto que sería una enfermera excelente”
  • “Estaba convencida de que el contacto físico era tan imprescindible como la medicación adecuada”
  • “Soy demasiado débil para dedicarme a la enfermería, las enfermeras tenían que ser fuertes y valientes y que ella no lo era”
  • “La enfermeras jamás tienen prisa”
  • “La sonrisa amable con que siempre trataba a los enfermos”
  • “Ser enfermera es toda mi vida”
  • “Ser enfermera suponía un privilegio y dedicarse a los enfermos le era tan imprescindible como respirar o comer”
  • “La señora es médico -decían- y Celia aclaraba…soy enfermera”
  • “Cuidar le corría por las venas, cuidar era su destino desde que conociera a Florence Nightingale y le prometiese ser como ella.”
  • “Celia le ofrecía palabras de acompañamiento”
  • “El carácter rígido y tenso de la joven le hizo que fuera poco apreciada, siempre huraña, excesivamente fría con los pacientes… nunca llegaría a ser buena enfermera
  • “Es un trabajo duro”
  • “Consejo: trata a los demás como querrías que tratasen a tu familia o a ti y si lo haces serás una buena enfermera”
  • “Ser enfermera significa escuchar a los pacientes”
  • “Si el paciente la necesita, la enfermera debe estar a su lado”
  • “Ser enfermero es un arte: he aprendido a acercarme a los demás cuando necesitan hablar y a alejarme cuando necesitan estar solos”
  • “Miguel, el enfermero mas dulce y amable que había visto nunca. Un hombre con una paciencia infinita y sabia tratar a los enfermos con tanta delicadeza que les devolvía la dignidad que la enfermedad les robaba. Había aprendido que hay que acompañar en el sufrimiento…” 

 La distancia en el cuidado está muy trabajada en la historia:
  • Ocuparte versus preocuparte, “no te acerques o acabarán devorándote”.
  • “Para poder cuidar a los demás lo primero que has de cuidarte es a ti misma”
  • “Y se dedicaba en cuerpo y alma al hospital”
  • “Eres enfermera no hermanita de la caridad”
  • “Cuidar le chupó la energía”, a punto de cruzar la línea que separa la vocación de la obsesión, pero no podía hacer otra cosa, ella siempre había dado la mano a todo aquel que lo requería. Y cruzó la línea que separa el tú del yo.”
  • “Aprender a liberarse del dolor de los demás sin cruzar la línea.” 


Como mantenía Florence Nightingale: «Lo importante no es lo que nos hace el destino, sino lo que nosotros hacemos de él».


Recomiendo la lectura de La voz invisible y que cada lector/lectora haga su análisis sobre los tópicos versus realidades, profesión versus vocación.


Nota al margen:
Roald Dahl (a día de hoy recordado por la carta que escribe sobre las vacunas en relación a la muerte de su hija de sarampión)

Imagenes: 
Libro la voz invisible
resumen de prensa de La voz invisible
Florence Nightingale
Inverness Leakey´S 

3 comentarios:

  1. Hola compañera.
    No puedo dejar de decirte que me emociona leerte, me emociona tu sensibilidad y la humanidad que transmites. Gracias por la lectura que recomiendas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda, lo intento, lo intento, lo intento.
      Pero te contaré un secreto, le doy la vuelta a las cosas e intento ver la parte buena. Siempre está ahí esperándote. Y esa es la mirada enfermera.

      Pero otras soy extremadamente realista y me gustaría cambiar las cosas en el modo que Jesús entró al templo, y grito con genio ¿qué habéis hecho con la casa de mi Padre?---> ¿qué estamos haciendo con la enfermería?.
      En fin, busco un punto de equilibrio.
      Este libro mira la cara buena y es de agradecer.
      #Abrazofuerte ;)

      Eliminar
  2. Inmejorable lectura, humana y digna de elogio.
    Por la profesionalidad, motivación y voocación..

    ResponderEliminar