jueves, 20 de marzo de 2014

Esa necesidad de AFECTO en los equipos....#abrazofuerte


Hoy la mirada enfermera reflexiona sobre los EQUIPOS y el AFECTO.

Voy a realizar una arriesgada afirmación, es sólo una teoría: Creo que muchos desencuentros, desmotivaciones, y desamores de los profesionales con la organización se producen porque ese ente llamado organización NO tiene en cuenta que la organización esta compuesta por PERSONAS.

La organización está compuesta por personas ÚNICAS e irrepetibles que necesitan AFECTO, SER RECONOCIDAS, ESCUCHADAS, y acompañados por un lider en su proceso vital y laboral.

Tambien creo que este afecto que le pedimos los profesionales a las personas que lideran las organizaciones y los equipos, es necesario que lo tengamos entre iguales. Resumiendo: el reconocimiento, el afecto y la escucha activa debe generarse de arriba-abajo, de abajo a arriba y en horizontal. En modo #abrazofuerte del EQUIPO

Somos personas que CUIDAMOS personas, cada una con una responsabilidad, pero que no se nos olvide, somos personitas pequeñas, somos únicos, irrepetibles, frágiles, fuertes, a veces con más energía, a veces más tristonas, hay días que te comes el mundo, días que debieras haberte quedado en cama….. resumiendo… la vida misma en versión laboral.

Deberes para mañana: dibujaros una sonrisa :), y hacer un pequeño reconocimiento a vuestros compañeros y compañeras con PALABRAS QUE CURAN, la palabra como arma de CONSTRUCCIÓN MASIVA* y si estáis generosas le añadis al pack un #abrazofuerte y ya me decís que pasa y qué pensáis de la teoría :)


#abrazofuerte


Y de regalo la introducción del libro de Alex Rovira: PALABRAS QUE CURAN os lo recomiendo. 
"La palabra como arma de CONSTRUCCIÓN MASIVA" frase que aprendí de mi amigo Jose Luis Cabezas
Y la imagen de Gigí & Doppiaw de Walter Kostner un regalo de mi amiga y compañera de cole: Carmen Corral.


foto: abrazo
foto: abrazo gif

6 comentarios:

  1. Que razón tienes. Ahora estoy en pleno proceso de reciclado profesional. Me quiero ir de mi unidad por...digamos falta de afecto! Ahora que lo hago "oficial" vienen los "afectos" y los "quereles". Que pena no serbien reconocido! Que razón tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabe usted que bien lo entiendo!!!
      Yo prefiero una buena comunicación con los papeles y sentimientos encima de la mesa, pero no tenemos tiempo de emociones, vivimos deprisa y pensamos que los jefes ven esas necesidades de afecto y casi mendigamos una palabra de reconocimiento que se dan por dichas...sería bueno pedirlas.
      #abrazofuerte rosa

      Eliminar
  2. No soy mucho de abrazos y besos un gran defecto que tengo a nivel personal y profesional, defecto que intento corregir. Pero tienes razón Rosa, los equipos están faltos de afecto, aunque éste puede ser percibido a través de otros signos, como el diálogo afectivo, el refuerzo positivo y el apoyo mutuo. Sin embargo estos signos solo se perciben en equipos muy íntimamente relacionados que comparten mismas inquietudes, mismos miedos, mismas incertidumbres e idénticas recompensas. Pero el equipo habría que ampliarlo, hacerlo más horizontal, mezclarnos más, suprimir barreras, compartir más, que nuestros objetivos y metas no fueran tan diferentes. Pero ésto no suele ocurrir. Es complicado el control de las emociones. Me cuesta a veces entenderlas. Recuerda esta frase: "No esperes nada de nadie, si recibes algo, recíbelo como un regalo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el comentario y el matiz que has hecho, por eso los comentarios son a veces más importantes que el post.
      Efectivamente no me refiero sólo al afecto visual del abrazo, me refiero como bien dices al respeto, a la acogida, a las sonrisas cómplices, a las miradas, a ese sentirte bien en el grupo, a ese dialogo afectivo, a ese ir a trabajar con ganas...y por supuesto al reconocimiento formal y al afecto individual y grupal.
      Y creo que hay muchas profesionales (responsables de equipos y profesionales base) que lo intentan y lo consiguen. De hecho hay equipos que son elegidos en los traslados por el buen ambiente que tienen.
      Pero insisto...hay que trabajarlo un poquito más, porque...las personas lo reclaman...será por algo.
      Vamos que no pedimos ná raro y además es gratis ;)

      Gracias Mati, por tu opinión, es una suerte tenerte de compañera ;)

      Eliminar
  3. Rosa, yo ahora pertenezco a esa sección que todo el mundo odia pero que es lo más maravilloso que me ha sucedido; pertenezco a la plantilla flotante, soy un eslabón de eso que en mi hospital llamamos con guasa, enfermeras por el mundo.

    Porque otra cosa no, pero mundo. Ufff... me ha permitido estudiar y observar las personas, los equipos, reconocer "ipso-facto" el engranaje que los conforma y el aceite que haría funcionar ese conjunto de piezas. Te podría hablar de qué es mi hospital, qué representa, los fallos que tiene y las muchas virtudes que lo hacen posible. De gente magnífica y gente ruín. Y sobretodo, de eso que tú hablas... de lo necesario que es ver a la veteranía a pie de batalla, y observar que con una sonrisa, la escucha directa, el afecto y la acción (el ejemplo) son capaces de hacer posible lo imposible.

    Has dado en el clavo. Tu entrada es corta, pero tan exacta!!!
    Mil gracias por tu blog.

    Una charla contigo sobre equipos, enfermería y humanidad, sería interminable. Y también, de lo más necesario. Ainsss... qué lejitos andas!!! Y yo... qué aturullada. Hacía mucho que no leía... por aquí. Y oye... en el clavo.

    Abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Luisa María Torres23 de marzo de 2014, 21:24

    Los equipos están faltos de afecto, de ilusión y de emoción, reflejo del desencanto de una sociedad en crisis y reflejo de un liderazgo en crisis, como dice @joancmarch "el líder debe poder gestionar emociones de los miembros de su equipo y
    crear el entorno emocional cercano, transparente y de libertad para reforzar el compromiso de las personas con los objetivos".
    Si supieran los líderes lo importantes que son dejarían de ser jefes.
    Yo sí que soy de afectos, abrazos y sonrisas y puede que esto sea también un defectillo...
    Muy bueno tu post, Rosa.

    #abrazofuerte y muchas :))

    ResponderEliminar