domingo, 30 de junio de 2013

PEDIR, exigir, reclamar, pero… ¿estamos dispuestos a OFRECER?

Hoy la mirada enfermera reflexiona sobre nuestro lugar de trabajo.
Y me hago preguntas:
 ¿Queremos a nuestra empresa, la respetamos, le tenemos AFECTO, hablamos bien de ella, estamos orgullosos de trabajar en ella?
Y ha caído en mis manos un ranking de empresas donde los jóvenes quieren trabajar por considerarlas las mejores y me he seguido preguntando ¿somos un Hospital magnético? ¿queremos serlo? ¿cómo hacer que nuestro equipo sea un equipo unido y eficiente? ¿te sientes bien tratado en tu lugar de trabajo? ¿Qué le pides a tu responsable para sentirte bien en el trabajo?
Y le he dado la vuelta a las preguntas, siempre en busca de las mejores respuestas...

¿Y tu qué harías por ser un hospital magnético, qué harías por tu equipo, qué aportas al sistema? ¿Pongo yo mi granito de arena para hacer mejor mi lugar de trabajo?
¿Sonrio?, ¿#mearremango?, ¿estudio?, ¿doy lo mejor de mi?.

¿O son todo peticiones, reclamaciones y exigencias al compañero, al jefe, al sistema?.

No todo puede ser pedir….¿qué estamos dispuestos a OFRECER?

Martes 2 de julio, añado 2 comentarios realizados en Facebook:

"Dar y recibir. Derechos y deberes" by @lolavellido
"No estamos autorizados a pedir más de lo que recibimos. sino ofrecemos más de lo que damos. M. Unamuno" by @tioton46


Foto de manos

11 comentarios:

  1. Yo no pido a los demás todo lo que doy de mí, pero sí pido que se respete todo lo que estoy dispuesta a dar. Yo estudio y me formo, procuro recibir a mis nuevos compañeros como me gusta que me reciban a mí y no siempre lo han hecho. Trabajo en equipo, escuchando a todos los que lo formamos, sin preocuparme de cargo o puesto. Escucho ideas y procuro aportarlas. Procuro aprender de los demás, porque no lo sé todo y me gusta aprender todos los días algo nuevo. Escucho a mis pacientes porque no lo sé todo y me gusta aprender algo nuevo todos los días.
    Protesto por lo que no me gusta, cierto, pero procuro plantear alternativas a lo que me gustaría cambiar... y si son consensuadas con mis compis, mejor que mejor.
    Entiendo que no lo hago todo bien y que no soy perfecta, por ello pido ayuda a mis compañeros cuando lo considero necesario o ese no es mi día fino; pregunto mucho y explico y ayudo cuando me preguntan a mi. Ayudo a los demás cuando he terminado «lo mío» porque en realidad no hay nada «mío», si no trabajo y tareas que sacar adelante de la mejor manera posible. Me gusta decir a los demás lo bien que trabajan, colegas o no, y dar las gracias por lo que me ayudan. Estamos hasta el moño de que nadie nos diga que hacemos bien nuestra labor y que sólo se nos señalen nuestros errores y, como no lo hace nadie, mejor que lo hagamos nosotros mismos, suele ser más sincero, honesto y valorado.
    Eso es lo que hago yo, pero no lo hago sola, lo hago con mis compañeros de curro, con mi equipo del que estoy contenta de formar parte. Y me encanta ir a trabajar cada mañana, me da igual la carga de trabajo que haya.
    No soy magnética, pero soy lo que deseo ser y hago lo que me gusta.
    He tardado más de 20 años en tener lo que tengo y me gusta.
    Besos miles, Rosa, hace tiempo que no te sonreía, pero hoy lo hago!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, me llamo Antonio y soy un alumno de segundo curso de enfermería lleno de ilusión y amor por la carrera que elegí, me da la impresión mucha veces que la mayor parte de la enfermeros que ejercen no disfrutan de su trabajo, incluso leo comentarios por otros blogs que desprecian nuestra profesión y nuestra labor en general, al final de leer todos esos comentarios me sentía como un bicho raro, como una excepción pero la verdad que cuando leo a enfermeras como tu y como Rosa (la autora del post) veo que no es así, que aun hay gente que ama su profesión y le gusta, espero que en las prácticas que me esperan este año que viene pueda encontrar mucha gente como vosotras y me puedan enseñar mucho de enfermería y de algo que creo mas importante, que significa ser enfermero. ¿me das algún consejo para las practicas? si quieres agregarme al facebook estaría encantado de hablar con cierta periodicidad con gente con tanta vocación, me llamo Toño Hdez y mi correo es antonio_hdez86@yahoo.es

      Gracias de antemano, un saludo con toda mi admiración.

      Eliminar
    2. ud.sintetizo lo que ami criterio es deber ineludible de cada persona lo que ocurre siempre es que estamos acostumbrados a exigir mas de lo que estamos dispuestos a dar y aunque eso no se púede medir calculo que a la larga el egoismo humano nos hace encontrar las diferencias, con mi familia siempre me ocurre que doy demasiado y cuando ami me pasa algo no recibo en la misma intencidad ,no se porque o al menos es lo que me parece no se si es una muestra de mi ambicion o que pero siempre me cuesta aceptar esa diferencia o naturalmente me veo en la obligacion de ocultarme para no decir lo ue no debo para no ofender ni quedar como el que exige por lo que da cuando en realidad uno no deberia pedir retribucion uno da lo que da y porque quiere darlo sin esperar nada a cambio pero en estos tiempos enque vivimos donde hay egoismos extremos tanto a nivel laboral por la competencia o familiar en las cosas cotidiana siempre estamos esperando devoluciones ,sera la forma de encontrar retribuciones afectivas donde no se debe???? siempre me quedara la duda .

      Eliminar
  2. Hola Rosa... creo que sobre "el magnetismo" de un centro TOD@S tenemos algo que aportar pero sin una 'canalización' adecuada es muy difícil sacar nada adelante.

    He visto y veo gente que todos los días aportan... si es "por encima" o dentro de lo que nos corresponde... es difícil decirlo; hasta donde me corresponde formarme, por ejemplo, en el uso de la informática? Hasta donde se me puede exigir conocer el proceso administrativo para, por ejemplo, una receta con o sin co-pago?

    Conozco gente que dedica muchas de sus horas fuera del trabajo a formarse... para poder responder a los ciudadanos como corresponde y a la hora de la verdad (por lo menos aquí) se hace café para todos y pasamos "por orden de lista" a cualquier compensación que se articule (sea carrera profesional o cualquier otra)

    Hay que aportar, hay que escudriñar oportunidades de mejora, hay que insistir en no dormirse en la 'zona de confort'... pero hay que recibir respuestas... hasta la roca más dura se desgasta con el aire.

    ResponderEliminar
  3. Queridos amigos Lola y Salva, vosotros no sois de este post nooo vosotros sois del CREDO ENFERMERO http://cort.as/4VmP de los comprometidos, de los satisfechos, de los que creen en el equipo, de los que quieren hacerlo mejor, y lo intentan y lo exigen y se caen y se levantan, de los que investigan, de los que estudian, de los líderes, de las evidencias.....¡¡¡sois de esos amigos!!!.

    Por eso lo conseguiremos, porque estamos muchos más de los que DAN.
    Un beso rosa ;)
    GRACIAS por estar ahí.

    ResponderEliminar
  4. Para que consideremos a nuestro centro de trabajo como "magnético", necesariamente tiene que ser un sitio donde te encuentres cómodo y te sientas reconocido como profesional. Esto necesariamente es algo simbiótico entre todas las áreas asistencial y gestión.
    Es lo que yo puedo hacer para mejorar el clima de trabajo, pero también es que hace mi centro para que yo trabaje en las mejores condiciones. Por supuesto que nos tenemos que autocuestionar, es muy importante la autoreflexión. Pero también tiene sus límites en el tiempo, si el entorno es hostil.
    Intentemos no ver enemigos y amigos, no es buen camino.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosa y al resto.
    Me gusta lo que aportas, y entiendo lo que quieres decir. Desde mi opinión y experiencia personal te diré que soy MUY QUEJICA, pero también me quejo porque me IMPORTA, te aseguro que si no me importara, no me quejaría (tengo compañeros que dicen, "yo paso...") Entonces se trata de encontrar esos mecanismos que nos clarifiquen y desechar las quejas no constructivas para recoger las quejas que aporten VALORES.
    Yo ando algo achicharrada de la negativa continua, pero es que me importan las cosas.
    Si la base se queja y la no base, también (por supuesto de cosas DIFERENTES) ¿quien sale peor parado? EL ENFERMO.
    Un beso Rosa y saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola

    Os dejo mi punto de vista. Creo que v aun poco relacionado con la educacion de cada uno.
    Yo siempre he pensado que antes que recibir, hay que dar, pero sobretodo, dar sin esperar nada a cambio.
    Es todo una cuestion de sentirse bien con uno mismo. Si ayudas a los demas, si das lo poco que tienes, aun estando tu mal, al final, siempre acaba convirtiendose en algo positivo para ti. Ya sea por que te sientes mejor, por que los demas te tratan mejor,...
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. Es algo en las dos direcciones: si tu empresa cuida de ti tu lo harás lo mejor posble por tu empresa.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen blog les dejo el mio para compartir http://enfermeriaug.blogspot.com/

    ResponderEliminar