miércoles, 12 de octubre de 2011

¿Podemos callar a las REDES?






Planteo un SUPUESTO PRÁCTICO para debatir en la red, es ficticio e imaginativo (como fue el Secreto de la habitación 304) pero como sucedió con el post de la UGC puede que entre todos y todas busquemos la inteligencia colectiva y puede que encontremos luz y respuestas a un supuesto que algún día puede sucedernos.

En busca de la mejor resolución del caso lo comparto.


Sería como un CASO CLÍNICO VIRTUAL:

El empleado A contratado en la empresa XXX tiene un blog de uso personal, es una persona participativa en las redes sociales, incluso se podría decir que tiene cierta influencia, se le podría considerar un GURU, tiene IMPACTO cuando escribe, genera opinión, y es respetado. Es un magnífico trabajador, leal, legal y siempre mantiene en su empresa una actitud positiva y crítica, busca siempre lo mejor para ella. (#empleado10)

Como es proactivo, inquieto y culto, se informa, se forma, comparte, propone, debate, siempre pensando que los mejores trabajadores deben estar al día..
Un día entre sus lecturas descubre un TEMA (siempre en su línea de #buenrrolling) que publica en su blog pero…sucede algo inesperado y el responsable máximo de su empresa (que ha sido alertado por instancias superiores) le recomienda “no darle DIFUSIÓN en las REDES por ahora a este TEMA”.

Preocupado, sorprendido y sabiendo que lo único que ha hecho ha sido sacar a debate un tema, el empleado A no sabe qué debe hacer.

PROPUESTAS DE RESOLUCIÓN:

Opción A: Sigue adelante porque quiere debatir el tema en la red (es un defensor de la horizontalidad y del debate público), puede que haya propuestas nuevas, mejores e interesantes y la inteligencia colectiva y la horizontalidad pueden ayudar. Ademas no se pueden silenciar a las redes, ni las opiniones, el empleado A no esta tratando ningún tema que no pueda ser tratado en público (no es un secreto de estado) ni está incumpliendo ninguna ley pública.
El cantor no puede ni debe callar

Opción B: Se para en seco y deja de publicar su blog y deja de realizar opiniones públicas sobre el tema en cuestión. El jefe es el jefe y él es un empleado dócil, manejable, obediente y humilde. Además el trabajo esta muy mal y vaya a ser que lo pongan en la puerta de la calle, nunca se sabe qué puede pasar.
Se puede y se debe callar al cantor.


Algún dato mas a conocer: sus compañeros de trabajo estan divididos entre si debe seguir o debe callar, hay miedo y silencios sospechosos, nadie se fía de nadie.

No se si están todas las opciones claras y la situación bien descrita, a las situaciones ficticias puede que le falte el punto de realidad y hace que se olviden algunos detalles.

¿Qué debe hacer el empleado A? ¿podemos callar al cantor? ¿podemos callar a las redes? Todos estamos publicando, a veces temas complicados y ya somos seguidos, leídos, analizados y escuchados, pero ¿y si esta en juego tu trabajo?

¿TU QUE HARÍAS? La filosofía de las REDES está en juego.

(horizontalidad, democracia participativas, inteligencia colectiva, transparencia, equidad…)


PD: repito es un caso ficticio, pero... ¿y si algún día "la realidad supera a la ficción"?.

20 comentarios:

  1. Rosa, este caso es ficticio..... o no quizás yo me enfrento a algo parecido en mi interior plantearía un debate pero no se si debo hacerlo!!!! ¿Somos libres? hasta cierto punto NOOOOOOOOOOO.
    Buena entrada si señora!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Dependerá, creo yo, de las necesidades básicas que se queden descubiertas si pierdes el trabajo. Si continúar publicando va a suponer que la base de tu pirámide se quede sin cubrir, es un gran conflicto.

    ResponderEliminar
  3. Yo no voy a decirte que haria yo... que creo que todo el mundo lo tiene claro.

    Te voy a decir que haria la mayoría, optar por la opción cómoda, de supervivencia a corto plazo, de conformismo y queja de pasillo. Y además serviria para darle misticismo a la "supuesta" censura velada....

    Buen post. Un conflicto que puede ser diario...

    ResponderEliminar
  4. La verdad que el tema es escabroso,.Creo que todo depende de las circunstancias de cada uno(uno casi siempre lleva detrás familia, hipoteca, letra dl coche, etc)esa seria la opción B, pero hay otros que por supuesto son más privilegiados que tiene las agallas de hacer lo que quieren en la vida (que es una suerte)y lo hacen al margen de los resultados, opción A.

    ResponderEliminar
  5. Gracias amigos. No, no somos libres, (como dice Nela) esta claro, siempre hay algúna necesidad (como dice Mamen) tipo Maslow o Henderson que te hace agachar la cabeza. Es entonces cuando pasamos a la rendición, a la queja de pasillo (como dice Andoni) al conformismo y a la supervivencia.
    Que triste.
    Si se calla el cantor...calla la vida (decía la canción de Mercedes Sosa) Ahora que estamos viendo revoluciones 2.0 puede que estemos rodeados de silencios y censuras mas cerca de lo que creremos.
    Tambien habría que analizar a los censores. ¿quiénes son? ¿qué quieren? ¿¿¿Control??
    gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  6. Gracias Adhelain por tu comentario, escabroso es su adjetivo, supongo que el empleado A está pasando un mal momento de decisión que enfrenta su yo de ideología con su realidad econónica.
    Según los comentarios que me estáis haciendo llegar en privado y públicamente parece que esto no es tan ficticio.
    un beso rosa

    ResponderEliminar
  7. Lo claro es que al protagonista de la historia se le identifica fácil.
    Compartir información no es del gusto del censor, que lo considera su posesión.
    El bloguero pone la ilusión y el trabajo, deja de ser parte de la "masa" que mueve el sistema... de pronto tiene cara y es peligroso. Puede hacer perder el "poder".

    ResponderEliminar
  8. Hola Rosa:

    Decisión complicada y de difícil resolución, pero solo una cosa. Bajo mi punto de vista, el empleado decidirá lo que tenga que decidir, el y solo el lo saben. Las personas que están a su alrededor lo entenderán y lo apoyarán decida lo que decida. Hablamos de 2.0, pero no olvidemos que hablamos de personas y de sus vidas.
    Buen post!

    ResponderEliminar
  9. Para mi la frontera está en el concepto de "lealtad" y su ámbito que cada uno maneje...

    Si la lealtad se circunscribe a la actividad que desarrollas, a sus principios éticos, a la posibilidad de trasnformar y modelar colectivamente esa actividad buscando unos resultados medibles y además ésta se ejerce sobre terceros que tienen sus expectativas puestas en ese colectivo al que además se deben y justifica la propia existencia del colectivo y su actividad profesional, está claro.
    Si además, la lealtad por parte de tu jefe te es pedida bajo otras consignas, supuestamente políticas o de empresa, puntuales ante cualquier necesidad de ocultar o manejar lineas nada claras o directamente maquilladas de falsa Misión y Valores, entendiendo que el silencio ante tal o cual acontecimiento o información va a sacrificar esa otra lealtad a tu razón de ser profesional, me compro un megáfono y abandono el 2.0 para salir a la calle donde la brecha es menor y el impacto mucho mayor... aunque me cueste el destierro y "mis iguales" me dejen solo.

    ResponderEliminar
  10. Sabes? Creo que depende de la información en sí... de si beneficia o perjudica, si es una denuncia pública de una injusticia hacia muchos o un delito -en cuyo caso siempre se debería publicar- o es una información que no aporta nada y el que se guarde o no sea perjudicial o no para muchos...
    Creo que si opta por la opción de callar hay que respetarlo, porque uno sabe si puede o no jugarse su trabajo y hoy día un curro es un artículo de lujo. No se puede criticar o cuestionar a este sujeto si de repente le prima la opción de conservar las habichuelas. Tampoco tiene uno el derecho a jugarse el trabajo de los demás y lo que hiciera este tipo, si afecta a sus compis, debería consensuarlo con sus compañeros, dado que es un gurú tan guay... en este caso la decisión no debería tomarla sin consultarlo con ellos. Por lo menos informarlos.
    Para mí, depende de la información y siempre debería consultar con los suyos si a ellos les puede afectar.
    Eres la caña, Rosa... niña, qué ideas tan estupendas, qué caso práctico tan retorcidillo... dicho desde el cariño, por supuesto.
    Besos miles

    ResponderEliminar
  11. A mi me faltan datos en esta historia.
    1. Me faltan las razones de la negativa a la publicación por parte de la empresa. Entendamos que éstas también pueden ser razonables.
    2. Si tan perfecto es el empleado A. me niego a pensar que sus jefes no hablen con él, al menos de una forma más explicita.
    3. De cualquier forma el tema en cuestión parece que ya es conocido dentro de dicha empresa XXX. "Hasta por el apuntaor" que diría aquel. No hay mucha discrección. Hasta los enemigos podrían utilizarlo para hacer daño, si fuera el caso.

    Desde luego que es un caso muy real, en nuestra querida empresa sucede a diario. Y no vas a la calle porque no pueden expulsarte. Esto se da mucho en sitios donde priman el oscurantismo y la mediocridad, vamos que nos lo encontramos miremos para donde miremos. Esto lo he vivido yo personalmente en mis propias carnes. Aunque no con medios de comunicación, pero para el caso es igual. De lo que se trata es de que hagas, no lo correcto, sino lo que se te dice y callandito.

    Ya se sabe la necesidad del dinero nos convierte en los nuevos esclavos, en un sistema revestido de supuesta libertad. !A tragar¡

    ResponderEliminar
  12. Yo intentaría hablar con la dirección y si insisten en que me calle, me callo. Pero dentro de un mes o dos otra vez vuelvo a la carga.

    De cualquier forma hay que entender que si hablamos en la red es para ser constructivo y mejorar el sistema.

    Si solo quieres desahogar tu mal rollo en un blog poniendo a parir a tu empresa, luego no te extrañe que vengan los "avisos".

    ResponderEliminar
  13. Rosa, post como éste tuyo, tan acertado, nos acercan a nuestra condición humana y nos hacen dudar. Poco que añadir a lo que ya se ha comentado pero me gustaría traer a colación la frase atribuida a Kafka: "En tu lucha contra el resto del mundo, procura ponerte del lado del resto del mundo". Ya se que puede resultar bastante acomodaticio pero, en ocasiones, es bueno adoptar esta postura. Además, hay otra frase de un conocido: "Las posturas gallardas hay que mantenerlas". Y éso, es difícil, casi imposible en ciertas situaciones.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante el tema que planteas y, al parecer, muy de actualidad en estos días, según veo en los comentarios…

    Yo, personalmente, creo que el "empleado A” debería, por lealtad institucional, dar UN MARGEN DE CONFIANZA a su empresa ; pero ahora bien, como la censura teóricamente ya desapareció con la dictadura, y si la información que aporta el empleado A no es privada (no es un secreto de estado) ni como dices vulnera ninguna Ley pública, pues ese trabajador debería estar muy pendiente de los acontecimientos futuros y en caso de que las cosas no evolucionasen en beneficio de su empresa, deberia ahora sí, exponer en las redes sociales con todo lujo de detalles lo sucedido y las recomendaciones de silencio que recibió, de quién y de dónde partieron.

    La información no es exclusiva de ningún interés personal y/o comercial y/o político y no puede ser tergiversada o silenciada por nosequé intereses… (¿libertad de expresión?).

    Tenemos un ejemplo claro en estos tiempos: “tanto silenciar la crisis y sus posibles repercusiones que al final nos comió a todos”.

    Lo de que los compañeros del empleado A no colaboren o participen activamente… bueno, que vamos a decir, en todas las empresas tenemos de esas personas que saben nadar y guardan la ropa por si luego les cae un trozo de pastel en el reparto y como tu dices parece que hay miedo ¿porqué?.

    Gracias, una vez mas, por prestarnos tu blog para que podamos debatir libremente todas y todos.

    Una cosa positiva para el empleado A: ¡Le están leyendo su blog y siguiendo en las redes! ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Leo la entrada y respondo lo que pienso y luego los comentarios y volveré a escribir si tengo algo que añadir.

    Es que opinar, argumentar, debatir en la red ¿es diferente de hacerlo en un círculo (digamos en la salita de la unidad) informal?

    Si, es diferente; ventaja "lo escrito, escrito está" y es difícil de tergiversar en el modo bien conocido de la conversación tradicional. La info que se comparte en un pequeño círculo suele ser más local y con detalles personales que, desde mi punto de vista, cargan cualquier encuentro de 'minas emocionales' de 'deudas de la intrahistoria' que la gente se tiene pendiente y resta importancia a los argumentos de peso. Por otra parte; en un circulo pequeño si se pueden compartir detalles de casos o ejemplos ilustrativos que no se pueden "esparcir al viento de la red".

    Así que si no se produce quebranto de los supuestos legales (LOPD y Código civil/penal) creo que cada quien puede (Y DEBE) opinar en la red lo que pueda argumentar incluso aún desde un puesto de responsabilidad.

    ResponderEliminar
  16. Perdón, creo que no entendí completamente el supuesto práctico... ¿Se trata de un tema de "estrategia comercial"?

    De todos modos; cuando una empresa está en los medios sociales SABE que ya no controla la información, que esta circula libremente y que es mejor ser lo más abierto y receptivo que se pueda que ser oscurantista, censurar y negar (como algún consejo de cotizantes hace) porque la información acaba abriendo se camino y la actitud negativa acaba produciendo más daños que la propia cuestión en sí.

    ResponderEliminar
  17. Buenas tardes a todos los y las comentaristas del blog y a todas las lectoras y lectores, estoy sorprendida por la difusión que está teniendo en las redes sociales el post y estoy muy preocupada por los datos y comentarios que me estáis haciendo llegar en privado.
    “Nos leen, nos estudian, no sabíamos que éramos tan importantes…” me comentáis, “yo nunca he querido hace daño a mi empresa, (es la que me da de comer) pero nunca sabes cómo se toman los jefes lo que escribes”, “ yo también estudio en las redes , ahora los dirigentes, lo jefes, los políticos están ahí, y yo también los leo y veo cómo se comportan, quien twittea, quien no twittea cuando no interesa señalarse, quien habla, quién calla…esto es la sociología y la antropología mas pura y mas dura”…” bueno a mi todo esto me da igual, yo voy a seguir escribiendo pase lo que pase, no tengo miedo, pero hay gente difícil y la situación se puede complicar, aunque nosotros tenemos el arma de la libertad, y esa no nos la van a quitar”

    Este post empezó en un debate de grupo entre usuarios de distintos tipos de redes. Nos preguntábamos qué decían los jefes sobre lo que escribíamos, cómo se lo tomaban y qué comentaban y qué opinaban.
    Hubo respuestas de todo tipo, desde “a mi no me dicen nada”, otros “a mi el doble: nada de nada” y a otros se les preguntaba su opinión por el hecho de saber que tenían mas información y conocimiento.
    Y la conversación fue derivando en supuestos ficticios sobre “que pasaría SI…..”, nos llevó toda la tarde, de ahí el post.

    Todos teníamos claro que si por ejemplo el empleado A (magnífico trabajador, recordemos) es un aficionado a las motos y escribe su blog de motos y es un referente en el mundo de la moto, lo invitan las casas comerciales a los campeonatos para que hablen bien de su marca y hacer amigos, pues…tendría un gran problema si hablara mal de su propia empresa que resulta ser una conocida marca de motos. ¿no?
    Pero no nos quedaba tan claro que si el empleado A, es un profesional de una empresa pública por ejemplo de educación y saca a relucir algún tema conflictivo (se os vendrán muchos a la cabeza a día de hoy).

    En fín, parece que no tenemos claro si callamos al cantor o si le animamos a que cante alto y afinado. Otros estáis a la expectativa, primero me callo, me espero,obedezco, observo, y despues...
    No somos libres, hay muchos intereses en juego.

    Os agradezco mucho vuestra participación en busca de la mejor respuesta que le daríamos al empleado A en este supuesto ficticio.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Serafín, yo también pienso que el empleado A tiene entre sus manos una difícil decisión, está preocupado. Si, el 2.0 es nuestra vida real…fíjate en este ejemplo lo que le está pasando. Tiene dudas, por algo será.

    Gracias Antonio, parece que el supuesto lo has entendido claramente. Si A te lee estará flipando. ¿Tú crees que el megáfono tiene más impacto que la red?, yo creo que no, en el ejemplo el empleado A tiene problemas por “la difusión de la red”. De hecho él ni siquiera podía imaginar que lo leyeran y que lo siguieran desde altas instancias…”algo inesperado”. Así que lo único que tiene claro es que su opinión ES IMPORTANTE (¿te suena de algo?)

    Gracias Lola como siempre por tu implicación y tus comentarios, te metes en la piel. El empleado A en mi cabeza es el #empleado10 (buen trabajador y buen compañero) y los compañeros SI saben QUÉ esta pasando, pero “están divididos entre si debe seguir o debe callar, hay miedo y silencios sospechosos, nadie se fía de nadie.” Es triste.

    Gracias Pablo, buena observación no he escrito si le han dado mas explicaciones, pongamos que NO porque el #empleado10 es leal y obediente, sólo hay que “sugerir”. Y si se las hubieran dado el empleado A no estará muy de acuerdo con los motivos, porque sigue con las dudas.
    Recuerda las características del caso, es un buen empleado con su empresa.
    Punto 3, efectivamente, que todos lo saben pero ”hay miedo o silencios sospechosos”.
    Siento que tu lo hayas vivido Pablo, pero parece que no eres el único, yo estoy preocupada porque hay comentarios muy duros que no están escribiéndose en público.

    Gracias Alpe62, gracias por comentar, estoy de acuerdo que no se debe poner a parir a nadie y a tu empresa tampoco, y menos en público, pero en este caso el empleado A tiene eso muy claro, no lo va a hacer, solo quería ayudar porque cree en que el “poder de las redes y la inteligencia colectiva” ayudará a su empresa. Son nuevos tiempos los que vivimos. Tu comentario en twitter era “Yo callaría... por un tiempo. Luego otra vez escribir”, digo yo que A reflexionará.

    Gracias Manuel, claro que si hubieran seguido a Kafka en Egipto en Siria, Bahrein, Libia o Yemen ….otra historia se hubiera contado. Aunque claro, esto no es lo mismo…o si. Gracias como siempre por tus certeros comentarios.

    Gracias Juan, resumes las propuestas que han venido escribiendo en twitter, en FB, y sobre todo en mi correo privado: Primero por lealtad institucional, dar UN MARGEN DE CONFIANZA y…sino….”la verdad os hara libres” y el uso de las nuevas tecnologías con su viralidad y rapidez puede que ayuden a la empresa XXX.

    Gracias Salva, creo que A, esta contigo, es un empleado comprometido y leal, no va a saltarse ninguna ley y no va a herir a nadie y menos a su empresa. Cree que puede y debe hacer algo por lo que cree es un posible beneficio a su empresa, quiere sacar a la RED (en mayúscula) algo que puede beneficiarla. Y en el segundo comentario propones un tema clave: “las redes no se controlan, es mejor ser abierto y receptivo que se pueda que ser oscurantista, censurar y negar, porque la información acaba abriendo se camino y la actitud negativa acaba produciendo más daños que la propia cuestión en sí”.


    Señores están ustedes hablando de FILOSOFÍA de las REDES y del choque con la realidad, El empleado A es un filósofo pero choca con un pensamiento que debe EVOLUCIONAR.

    Miles de gracias por el debate. Un beso rosa

    ResponderEliminar
  19. Vaya si está interesante el debate! Hasta ahora no me había podido poner a leerlo con calma. Creo que si algo rematadamente bueno tienen las
    redes sociales es la posibilidad de expresar lo que pensamos, lo que opinamos, lo que sabemos o lo que aventuramos, y llegar a otras personas de una manera más ágil, sencilla y rápida que hasta ahora. Eso no nos exime de tener responsabilidad sobre lo que opinamos y especialmente sobre lo que aventuramos si lanzamos una información que no está contrastada y que pudiera causar un daño a un tercero (disculpad pero aquí me sale la vena periodística). Ahora bien, si lo que decimos no es un secreto profesional o no contraviene cuestiones legales no veo mayor problema en poder usar un blog personal, un perfil personal en una red social, el pasillo del curro o la plaza del pueblo para hablar de lo que a cada uno le venga en gana, incluída su visión sobre el lugar donde trabaja. Habrá personas a las que les guste, otras a las que no y seguramente alguna que no entienda que para qué se mete en ese jardín. La credibilidad que tengas en tus opiniones dependerá de que te la otorguen o no los demás. Comparto con Serafín que la decisión es de A y el resto podemos opinar hacia un lado u otro pero como reza el dicho, realmente quien la lleva la entiende. No obstante como Rosa nos lanzaba el reto ahí va mi sugerencia. Si yo fuera A intentaría charlar con mi jefe trasladándole que mi lealtad, actitud positiva y proactiva buscando siempre lo mejor para la empresa no está en duda y que no cambia si algún día quiero opinar sobre algún tema que me interese y que no necesariamente tengo que compartir al 100% todo lo que mi empresa dice/hace. Y si fuera ese jefe escucharía a A, dialogaría con él e intentaría comprender porqué el modelo de comunicación tradicional ha cambiado tanto que ya no vale sugerir que no se "saque" un tema, porque es intentar poner puertas al campo y sobre todo, conseguir que A se pregunte porqué es leal a esa empresa. Insisto, ciñéndonos al caso que ha planteado Rosa de un blog personal en el que no hay problemas de tipo legal o confidencial, porque ahí sí podría entender el fondo de la sugerencia del jefe aunque no la forma. En fin, tocaya, que como siempre lanzas reflexiones muy interesantes. Lo que me sorprende y apena al mismo tiempo son los comentarios que dices que te han hecho llegar y que traducen miedo o desconfianza hacia los demás, el hecho de sentirse observado o intimidado para hablar con libertad. Está claro que cada uno escoge el nivel de exposición pública que quiere tener en las redes sociales, nadie nos ha obligado a estar aquí. Y al mismo tiempo tenemos que ser conscientes de que las palabras que escribimos quedan grabadas y ligadas para siempre a nuestra identidad digital. Por tanto, toca aplicar el sentido común y sobre todo ser coherente con uno mismo.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias Rosa por comentar.
    Seguimos poniendo en valor la filosofía y la importancia de las redes como medio de comunicación, pero ademas introduces un detalle muy importante la “identidad digital”.

    Los comentarios en la red son leídos, la red es un altavoz para la sociedad y en concreto en este caso para la empresa, pero recordemos que el empleado A, es leal …., En las redes los comentarios de café se convierten en públicos ahora es como si hablaras públicamente en la asamblea de trabajadores de tu empresa y estan los jefes delante ( ya hay que ser valiente).
    .
    Creo que el empleado A sabrá que lo leen, supongo que todos escribimos para que nos lean, pequeños post o largas novelas. Pero insisto que A, es leal y quiere usar las redes para buscar la inteligencia colectiva sobre el tema que le preocupa. ( vamos que no va a herir a nadie, ni saltarse una LOPD, ni desvelar un secreto profecional)
    En el caso , el empleado A eschuchó a su superior y entendió que le pedían discreción al pedirle “no darle difusión en las redes al tema ”pero se ha quedado dudando.
    Supongo que parafraseando al dicho de “ el corazón tiene razones…” ,“ la empresa tiene razones que los empleados no entienden” . Puede que haya faltado comunicación o puede que no le hayan convencido las razones que le han dado.

    Y si, lamento decirte que me han sorprendido los comentarios en privado, me apena ver como los blogueross saben y asumen que estan siendo leidos y tienen dudas, miedo, a veces son “politicamente correctos”en sus opiniones, pero hay veces que aun siendo sensibles y leales quieren opinar sobre las otras caras del dado o de la moneda.

    Las redes como tu dices tienen su cara positiva y yo lo comparto, pero por lo que se ve también hay algunos puntos oscuros.

    Un saludo rosa

    ResponderEliminar