jueves, 15 de marzo de 2012

Firmas invitadas : Auxiliares de enfermería visibles: Lourdes García



Quería titular este post : LA SONRISA DE LOURDES pero seré metódica y le daré el mismo formato a todos los post que traten la visibilidad bloguera de la enfermería.
Seguimos hablando de las IMPRESCINDIBLES en el EQUIPO MULTIDISCIPLINAR dándole cara y voz al CUIDADO con excelencia y calidad.


Os presento a Lourdes, Auxiliar de Enfermería de la 6ª planta de Traumatología del HTR, una profesional especialmente comprometida con los cuidados y docente en los talleres de Cuidadoras que todos los meses se celebran en el Hospital *

Recuerdo el día que conocí a Lourdes, hace ya 2 años, la llevaba observando un tiempo (cosas de antropólogas, observación NO participante) y un día me atreví y me acerqué a ella. “Lourdes: es especial tu forma de trabajar y tu sonrisa lo ilumina todo”-le dije- Sonrió y me dió las gracias. Con el tiempo,  he tenido la suerte de reirme con ella y aprender mucho de cómo trabajan las Auxiliares de su Unidad.

Un día la invité a escribir para el blog, una reflexión, una historia, algo sobre la docencia que imparte a las cuidadoras en los talleres; -escribe algo que haga visible tu trabajo Lourdes, le dije - y me trajo esta historia.

Una historia que titula BUENOS DÍAS AMIGA, una historia que todos los profesionales que la leáis reconoceréis inmediatamente. Todos reconoceremos a Juan  entre nuestros pacientes, todos imaginaremos a sus cuidadores, todos sabemos lo que Lourdes nos está contando, todos veremos la importancia de la NIC 5340  PRESENCIA* y el diagnóstico 000148 TEMOR, todos imaginaremos la CALIDAD profesional Y CALIDEZ humana en estos momentos.


¡¡BUENOS DÍAS AMIGA!!

Esta es la historia de Juan, un chico que solo tiene 17 años. Es un niño amable, educado, tierno como un peluche y sobre todo frágil.
Todo comenzó un noche cuando llego a la planta sin mas compañía que la del celador que llevaba su cama, cuando yo entré en la habitación me dijo: ¿Señorita donde están mis padres que no están aquí conmigo? Y yo le respondí: ¡no te preocupes! lo mismo han salido a tomar un café o vienen en el otro ascensor. Bueno tranquilo, le dije, lo más importante
es cómo te encuentras, él me dijo- estoy bien de momento-; procura descansar te dejo el timbre cerca por si necesitas algo, -¡vale! muchas gracias señorita-, me dijo Juan. 
Al poquito rato suena el timbre de su habitación, llego a ella y le pregunto: ¿Juan que te pasa? Y me contesta llorando: señorita tengo mucho miedo, ¿Cuándo van a venir mis
padres? Pues señorita nosotros somos de pueblo, lo mismo se han ido y no vienen hasta mañana y a mi me da miedo de quedarme aquí solo todo la noche...
Juan no te preocupes, las puertas de la planta están cerradas y nosotras vamos a estar toda la noche pendientes de ti, y además, voy hacer una llamada para que  localicen a tus padres. 
Él en su tristeza y con aquella pena que no le dejaba ni hablar me dijo:
Señorita, ¡que buena es usted!. Aquella expresión me llego tan adentro que me dije a mi misma: “Señor cuánto se puede hacer con solo tender nuestra mano de profesionales”. Después de mi llamada los padres se presentaron al instante, solo habían ido a cambiarse de ropa al pueblo (había sido un día muy largo y muy difícil).
Ya los ojos de Juan dejaron de llorar; y la presencia de sus padres dejaron que Juan descansara toda la noche;
YO tuve la suerte que cuando volví a la planta después de mis descansos Juan me recibió a la entrada de su habitación con un ¡BUENOS DÍAS AMIGA! Ya no era señorita, era su AMIGA. 

Fue un caso complejo, un niño de 17 años vulnerable y podemos entender el terror que sentía al quedarse sólo en la habitación.
Se fue felizmente ya de alta.
  

Lo único que no podréis imaginar es la cara y toa la gracia que tenía la relación de Juan y Lourdes, pero eso, queda para la intimidad de la relación profesional y para nuestro recuerdo cada vez que recordamos aquellos días.

 

 
BLOG QUE HAN TRATADO EL TEMA Presencia :
Manoli Domingo en : Estandares de Cuidados de Enfermería 

*5340 PRESENCIA  Permanecer con otra persona durante los momentos de necesidad 
*los talleres de cuidadoras, que estoy segura que os interesarán mucho, estan coordinados por mi compañera de despacho, Carmen , Gestora de Casos ( pero esa historia para otro día)

7 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡OTRA VEZ LA SEXTA!!!!!!!!!!
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Si es que estamos enchufaos!!!!!!!
    Parece que le caemos bien a Rosa.
    De Lourdes.... Un sin fin. 6 meses llevo en esta casa y me quedo con lo que le decía Tere, otra de nuestras pacientes: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Donde está mi Marilyn!!!!!!!!!!!!!!!
    Mil risas llevamos ya y mil nos quedan. ¿Existe la intervención Risoterapia en la NIC? Sino la tenemos que sacar.
    Otro acierto, Rosa, a la hora de sacar PROFESIONALES a la palestra (notense las mayúsculas intencionadas)
    Os dejo, que estoy en las barricadas y el timbre resuena.
    Besos a las dos

    ResponderEliminar
  2. jjajajaj Marilyn ;) genial

    En la NIC está la intervención 5320 HUMOR (invito a la lectura) tambien tenemos la nº 4400 MUSICOTERAPIA.
    ¡¡¡pero no está la RISOTERAPIA!!! como nuestra cultura entiende, asi que podíamos ponernos manos a la obra. (en serio)

    Si Ricardo, la IMPRESCINDIBLES, las PROFESIONALES.
    Un beso rosa

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a las dos por esta entrañable historia, por resaltar el trabajo de las auxiliares de enfermería, en ocasiones tan olvidado y a veces tan poco valorado y tan imprescindible en las plantas de hospitalización. Por ponerle nombre a esos cuidados invisibles que constantemente realizan y por nombrar una de mis intervenciones preferidas "Presencia". La simbiosis enfermeras-auxiliares es fundamental para conseguir nuestro objetivo "cuidar". El trabajar en equipo es la única manera de conseguir cubrir las necesidades de nuestros pacientes.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Mati, por participar y por resaltar la importancia del trabajo en equipo.
    Un beso rosa

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena a todos por el reconocimiento a una GRAN PROFESIONAL!! No tengo la suerte, como vosotros, de ver a Lourdes todos los días y trabajar codo con codo, pero si soy compañero y conozco perfectamente la gran humanidad y profesionalidad que posee, y es reconocible a distancia, no por su pelo Marylin, sino por su amplia y sincera sonrisa. Es de las personas que siempre cuando le preguntas un "¿como estás?", te responde un "Bien, Muy bien!!" acompañado de un expresión no verbal incalculable.
    Lourdes, no tiene precio que cuande hablas con un paciente introduzcas expresiones como "No te preocupes", "bueno, tranquilo", "procura descansar"....Así seguiras haciendo todos los días amigos en tu unidad!!
    Es un placer trabajar contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino ahora mismo a Lourdes leyento tu comentario con una sonrisa que le ilumina la cara...Gracias Antonio ;)

      Necesitamos tantas sonrisas y tanto buen hacer en nuestro día a día que cuando te regalan una sabes que ESTAS EN BUENAS MANOS.

      Eliminar
  6. Hola!solo quería decir a todas las enfermeras que lean esto algún día que han sido una parte muy importante en nuestras vidas y que el hecho de verlas con una sonrisa nos ayuda a todos como no podeis imaginar,gracias de todo corazón a todas las enfermeras que hacen lo mejor por sus pacientes cada día y ademas disfrutan con ello.
    (firma una joven transplantada de higado)

    ResponderEliminar