sábado, 26 de octubre de 2013

Firmas invitadas: Manuel Bayona. CREDO. Una receta de principios para la Gestión.

Hoy la mirada enfermera tiene el honor de compartir una reflexión de Manuel Bayona, Gerente de los Hospitales Universitarios Granada. 
Es una coincidencia que haya puesto el mismo título que un post del que me siento muy orgullosa: El CREDO Enfermero y que muchos de sus ingredientes coincidan. Estamos sentados en la misma mesa.



Un modesto relato y relación de principios, a modo de RECETA

Ingredientes
Ciudadanía / Confianza
Responsabilidad / Relaciones
Eficiencia / Estímulo
Diálogo / Deseos
Oportunidades / Optimismo

Preparación
Existen palabras simples, vacías, que nos dicen poco, y existen otras que nos sugieren, nos invitan a la reflexión, y nos ofrecen claves organizativas.
En la mesa de la posá "El Tío Peroles" en Abla (Almería), Maite Lao nos hacia a un grupo de compañeros una propuesta de intervención en la "Mesa de espacios para la innovación".  Me sugirió que comentara mi visión y posicionamiento como gerente.
Es cierto que yo había previsto una intervención corta, a modo de "desconferencia", como se nos había pedido, con un sugerente título "Los tres Domingos del poeta". El título no es mío, sino del ballet de Gian Carlo Menotti, y que dejaré para otro día.
Así que, cogí la servilleta de papel del citado restaurante, (donde se come muy bien la comida de toda la vida, como corresponde a un buen bar de pueblo, en las faldas de Sierra Nevada), y escribí lo que en ese momento consideraba "mi credo".

La gestión de la sanidad pública tiene que apoyarse en valores compartidos por la mayoría de los profesionales, que guíen las decisiones, porque al igual que las diferencias enriquecen, las diferentes formas de actuar, según cada momento, también son necesarias, pero la esencia, la guía y las razones que nos mueven, deben de estar guiadas por principios compartidos y aderezados con un toque de nobleza, una rica  porción de compromiso y una gran dosis de generosidad.

Es así como intente darle contenido a "mi credo", con todas sus letras, de la C a la O,  como frecuentemente me gusta utilizar las palabras, y en un doble sentido, hacia dentro y hacia fuera, porque prestando servicios sanitarios es tan importante lo que se siente y se hace hacia dentro como lo que se siente y se hace hacia fuera. Con esto ha salido este decálogo:

C de ciudadania, (porque para la sanidad pública no hay otra razón más importante que esa, considerar a la ciudadanía en el eje principal de todas las decisiones), y C de de confianza, (palabra sobre la que siempre se han sustentado los buenos tratos).

R de responsabilidad, (por lo que hacemos en nuestra tarea como sanitarios, en lo que decimos y como lo decimos a nuestros pacientes, en los medios que aplicamos para diagnosticar o tratar, y en cada momento de nuestro trabajo), y R de relaciones, (sanas y saludables, como corresponde a un trabajo compartido por diferentes profesionales que tiene un solo destinatario, el paciente).

E de eficiencia, (haciendo aquello que hay que hacer, de la manera más segura, eficaz y sostenible), y E de estímulo, (porque el trabajo bien hecho se convierte en un verdadero estímulo personal y profesional).

D de diálogo, (porque es de la interpelación entre profesionales y pacientes de donde nace la verdadera práctica clínica y los cuidados), y D de deseos, (porque siempre están presentes y buscar su satisfacción es una aspiración legítima).

O de oportunidades, (porque en cualquier entorno y con las más diferentes variables, siempre existe la posibilidad de buscar la oportunidad más positiva) y O de optimismo, (porque es la manera más simple de generar entornos y energía positiva, donde a la gente le guste trabajar, compartir o ser protagonistas, ya sea como pacientes o como profesionales).

CREDO en Versión Original



4 comentarios:

  1. Fui testigo en primera persona del manuscrito de ese CREDO,... que se ajusta perfectamente a la ideología del Manifiesto Abla http://www.salud20.es/manifiesto/

    Fue una suerte contar en esa reunión con personas que incorporan en su quehacer diario conceptos como éstos... Es lo que se necesita para dar un giro de 180 grados al modelo actual de sanidad.

    Yo solo puedo decir... AMÉN....y gracias por esta joya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida compañera: gracias por tu comentario. Lo que cuento es simple y sin pretensión alguna. Creo que la verdadera joya de la sanidad son los profesionales que, como vosotros, empujan de manera constante para mejorar las cosas. Creativos, innovadores y comprometidos, marcan el ritmo de la excelencia.

      Eliminar
  2. Oremos hermanos porque este credo sea mas visible! Por eso apuesto yo también aunque resaltaria ESTIMULO y añadiría EXCELENCIA en todas sus dimensiones. Solo me queda decir Amén, Amén, y Amén. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Como pasa el tiempo, me parece que fue ayer cuando nos reunió en el salón del clínico para presentarse.Entonces me di cuenta que sería una persona importante que estaba conociendo y entrando de alguna manera en mi vida.Al igual que tu querida Rosa.Enhorabuena por todo lo buenos que estáis haciendo.

    ResponderEliminar